Mi cartera: actualización julio 2020

Rentabilidad bruta de la cartera. Julio 2020

Julio ha sido un mes relativamente normal en cuanto a rentabilidad, lo más destacable es que todas las clases de activos han tenido una rentabilidad positiva y todos ellos ya están también en positivo en lo que va de año. El comportamiento de los fondos este mes en realidad ha sido mejor que lo que muestra mi rentabilidad, simplemente he tenido la mala suerte de que mis aportaciones entraron en mal momento y se han devaluado justo a cierre de mes, lo que ha lastrado la rentabilidad de los mismos. Es cuestión de suerte, algunos meses nos beneficia el timing y en otros nos perjudica.

En cuanto al crowdlending destacar que he empezado a invertir en facturas en MyTripleA, así que he optado por simplificar mis clases de activos e incluirla dentro del P2B. También he realizado mis primeras provisiones en Housers siguiendo el mismo criterio que utilizo para los préstamos de P2B, de ahí que la rentabilidad se haya quedado en 0%.

Mi cartera: actualización junio 2020

Rentabilidad bruta de la cartera. Junio 2020

Durante el segundo trimestre de 2020 he obtenido una rentabilidad de 6.2% gracias a la revalorización de una start-up (crowdequity) y a la recuperación de la renta variable. El rebalanceo de la cartera que he realizado durante estos meses me ha permitido recuperar la rentabilidad negativa del primer semestre y tener una rentabilidad de un 4.9% en lo que llevamos de 2020.

Durante este trimestre he establecido criterios para realizar provisiones en los préstamos de crowdlending y no acumular así los retrasos eternamente. Esto ha hecho que la rentabilidad en los préstamos a empresas (P2B) sea negativa en lo que va de año y la rentabilidad anualizada desde inicio baje a un 2.3%.

Mi cartera: actualización marzo 2020

Rentabilidad de mi cartera. Marzo 2020

Durante este primer trimestre he obtenido una rentabilidad de -1,1%. La rentabilidad este trimestre se ha visto lastrada por las fuertes caídas en los mercados de renta variable desde los máximos de febrero. Aunque mi cartera de fondos ha caído un 15%, la rentabilidad no ha sido tan negativa gracias a la estrategia de aumentar liquidez y sobreponderar el peso del crowdlending en el corto plazo.

Además, la caída en los mercados ha sido cercana a un 25% y mi cartera de fondos ha caído únicamente un 15%. Esto ha sido gracias a las subidas que se han producido en los últimas días y que han revalorizado también las aportaciones realizadas para rebalancear la cartera. El resto de activos se han comportado en su línea habitual.