Mi cartera: actualización marzo 2020

Rentabilidad de mi cartera. Marzo 2020

Durante este primer trimestre he obtenido una rentabilidad de -1,1%. La rentabilidad este trimestre se ha visto lastrada por las fuertes caídas en los mercados de renta variable desde los máximos de febrero. Aunque mi cartera de fondos ha caído un 15%, la rentabilidad no ha sido tan negativa gracias a la estrategia de aumentar liquidez y sobreponderar el peso del crowdlending en el corto plazo.

Además, la caída en los mercados ha sido cercana a un 25% y mi cartera de fondos ha caído únicamente un 15%. Esto ha sido gracias a las subidas que se han producido en los últimas días y que han revalorizado también las aportaciones realizadas para rebalancear la cartera. El resto de activos se han comportado en su línea habitual.

Crowdlending: riesgo divisa invirtiendo en Euros

Evolución del interés real de mi inversión en Twino

Hoy quiero comentar uno de los riesgos que pasa más inadvertido para los inversores de crowdlending y, sin embargo, es uno de los más preocupantes en el corto plazo: el riesgo divisa. A corto plazo este riesgo es mucho más preocupante que el probable aumento de los impagos, que tardará en notarse y puede mitigarse mediante la renegociación del préstamo.

Para ello lo mejor es ver la evolución de mi cartera en Twino, ya que el año pasado ofreció la posibilidad de invertir asumiendo el riesgo divisa e invertí en torno al 50% de mi capital en Twino con exposición al Rublo (Rusia). En 2019 la rentabilidad casi llegó a alcanzar el 18% en el último trimestre, pero este inicio de año está siendo muy diferente: la guerra por el precio del petróleo que mantienen Rusia y Arabia Saudí ha hecho que el rublo se devalúe un 20%, llevando mi rentabilidad trimestral a un -11%.

Esta no es la situación habitual de los inversores al invertir en crowdlending, ya que suelen invertir en préstamos de todo el mundo, a través de diferentes plataformas, en Euros. En este caso, ¿existe riesgo divisa?

Coronavirus: plan de inversión para los próximos meses

Objetivos distribución cartera 2020

Estas últimas semanas estoy recibiendo bastantes preguntas sobre qué voy a hacer con mis inversiones a raíz del coronavirus: ¿va a seguir cayendo la bolsa?, ¿van a quebrar las plataformas de crowdlending?, ¿paro las aportaciones periódicas?, ¿viene una crisis?, ¿nos vamos a extinguir?, etc.

El objetivo para 2020 es aprovechar las caídas para rebalancear la cartera y hacerla evolucionar hacia una cartera más sólida.

¿Y si cierra Mintos? Riesgos de invertir en crowdlending

Riesgos de invertir en crowdlending

En las últimas semanas la conversación en torno al crowdlending ha estado centrada en torno a cómo detectar y evitar estafas en este tipo de plataformas.

Mi intención con esta entrada no es profundizar en el tema sino centrarme en qué otros riesgos existen al invertir en crowdlending, incluso al invertir en las consideradas plataformas más seguras. Y para ello creo que lo mejor es hacer un repaso de las las plataformas fallidas y ver qué medidas tiene una plataforma como Mintos para mitigar estos riesgos. Vamos a ello.

Crowdequity: ¿cómo van mis primeras inversiones?

Mi portfolio crowdfunding

Una de las particularidades de mi cartera de inversión está en que invierto en empresas en fase de desarrollo a través de plataformas de crowdfunding como Crowdcube, Seedrs y The Crowd Angel. A día de hoy esta modalidad de inversión ya supone un 10% del total de mi cartera.

Mis primeras inversiones en 2017 fueron Loanbook, Destilería Santamanía y Chip. Las tres han seguido evoluciones completamente diferentes: Loanbook está en proceso de cierre, Santamanía no termina de despegar y Chip ha realizado varias rondas de financiación posteriores multiplicando mi inversión inicial varias veces.

Mintos: ¿En qué originadores invierto?

Mi selección de originadores en mintos

El peso de mintos en mi cartera de inversión es elevado, por lo que la mayor parte de mi cartera en mintos está en los originadores que considero más seguros. Actualmente tengo limitado el peso por originador a un máximo de un 9% del total de la cartera. De esta forma, aunque caiga un originador de los que considero más seguros, perdería menos de la rentabilidad de un año.